El clima en La Plata:
17/05/2016
Ubicacion: 
Referencia: 
Copete: 
BRASIL
Título: 
Crisis política con giro a la derecha
Bajada: 

El Sociólogo Gabriel Puricelli analizó el impeachment con el cual Michel Temer llegó al poder en Brasil. Se refirió también al futuro del Partido de los Trabajadores luego de la destitución de Dilma Rousseff.

Epigrafe: 
Dilma Rousseff, Presidenta destituida de Brasil

“El pretexto el Impeachment es bastante curioso: son irregularidades administrativas contables. Se la puede llamar 'bicicleteada fiscal', es decir, se hizo constar como préstamos lo que en realidad eran gastos que se habían realizado en el año fiscal para que los números de déficit dieran mejor”, explicó el sociólogo.

“Es una práctica contable habitual de gobierno anteriores y que Dilma corrigió durante el año 2015 cuando el Tribunal de Cuentas le hizo una observación sobre esa medida”, añadió. “Sin embargo, el 'impeachment' encubre la vocación del Partido del Movimiento Democrático Brasileño de deshacerse del Partido de los Trabajadores y establecer una nueva alianza de gobierno, incorporando al gabinete a miembros de partidos que perdieron la elección anterior, lo cual desnaturaliza esa misma elección en la cual los brasileños eligieron la fórmula que encabezaba Dilma Rousseff”, explicó Gabriel Puricelli, sociólogo y analista internacional, en diálogo con Mañanas Platenses

Según Puricelli, “la mayoría parlamentaria con la que cuenta Temer al inicio es mucho más poderosa que la que tuvo Dilma. Es un gobierno de muchos partidos, con mucha fuerza en el parlamento, pero que no tienen candidatos para presentar en elecciones inmediatas, de modo que son los principales interesados en que el gobierno de Temer dure todo lo posible”. Por su parte, el Sociólogo no ve con mucha perspectiva Partido de los trabajadores," está debilitado luego de haber sido destituida Dilma Rousseff". “El PT se encuentra debilitado porque varios de sus miembros están procesados por casos de corrupción. Le queda el liderazgo invalorable de Lula Da Silva, pero en recientes encuestas de intención de voto va empatado con Marina Silva, ex ministra del mismo Lula, que en las dos últimas elecciones se presentó como opositora”, concluyó Puricelli.

ImagenFace: