El clima en La Plata:
23/02/2017
Ubicacion: 
Referencia: 
Copete: 
España
Título: 
“Tenemos un vínculo de solidaridad con Milagro Sala”
Bajada: 

 

Marcelo Expósito, secretario tercero del Congreso y diputado por En Comú Podem por Barcelona, dialogó con Mañanas Platenses sobre el viaje de Mauricio Macri a España, su discurso en la Cámara y el pedido de liberación de Milagro Sala.

Epigrafe: 
Marcelo Expósito, secretario tercero del Congreso y diputado por En Comú Podem por Barcelona
audio: 

¿Qué reflexión le merece la visita del presidente argentino Mauricio Macri al parlamento español?

Supimos hace pocos días que Mauricio Macri iba a ser invitado al Congreso de Diputados y también se iba a hacer que hablase en el hemiciclo de la Cámara. No discutimos la legitimidad que le asiste para que sea invitado como presidente de un país que consideramos hermano, pero sí consideramos que su viaje oficial reviste elementos que no queríamos dejar de resaltar. Su viaje apunta a instalarlo como punta de lanza de una cierta restauración de la derecha en el conjunto de América Latina, una restauración que si bien en el caso de Argentina ha asumido una vía electoral, en otro lado como Brasil o Paraguay no ha sido así.

Obviamente que un presidente como él está en todo su derecho para aplicar políticas en su país, pero nos parece que tenemos derecho a plantearle las críticas que nos parecen pertinentes.

No nos pareció que su discurso tuviera la altura institucional que se requería. Habló como si estuviera en campaña electoral, habló de que su presidencia significaba, no lo dijo en términos literales, pero dijo algo así como la “reconciliación entre los argentinos”, y llamó a invertir en Argentina por parte de las empresas españolas. La sede parlamentaria no está para eso. No está para hacer un llamado a hacer inversiones en Argentina. Los vínculos históricos entre Argentina y España daban para otro tipo de discurso.

La presidenta del Partido Popular, que es nuestro antagonista político, hizo en cambio un discurso razonable que apeló a las relaciones históricas y culturales de los dos países. Rememoró el discurso de Raúl Alfonsín, que hizo lo propio en su momento con un discurso a la altura. Macri, en cambio, no hizo un discurso en este sentido, sino que hizo un discurso de parte.

 

Fue alto el repudio pidiendo la liberación de Milagro Sala…

Nosotros fuimos precavidos para que ninguno de nuestros gestos pasen por altaneros, como si representáramos una democracia madura que le dice a una democracia inmadura cómo debe hacer las cosas. Pero lo cierto es que en los últimos días a nosotros nos interpelaron organizaciones por los Derechos Humanos justamente por el caso de Milagro Sala. Instancias internacionales le habían solicitado al gobierno argentino la liberación de Sala porque había tenido un proceso judicial irregular. Nosotros somos defensores del principio de Justicia Universal por tanto nos parecía que era nuestro deber hacer de mediadores para que ese reclamo internacional llegara a Mauricio Macri y supiera que aquí hay gente interesada en saber cuáles eran las intenciones de Macri con respecto a ese tema. Y que si él viene a hablar de circulación económica entre España y Argentina, quisimos hacerle saber que pensamos que también tiene que circular un principio de Justicia no sólo de economía.

Es legítimo que plantee para su país las políticas que considere mejores. Una determinada cantidad de políticas neoliberales que marginalizan a las mayorías populares para poner en el centro de las políticas económicas los intereses de una minoría social no es lo mejor que corresponde a los intereses de un país. Nosotros no somos un grupo social o activista, las críticas la planteamos como un partido político que representa los votos de 5 millones de españoles.

Milagro Sala no es un caso en el que yo quiera inmiscuirme mucho. Pero Milagro Sala es una líder social que surge en los años ’90 cuando las políticas neoliberales fueron muy perjudiciales para las clases más populares. Nosotros todavía sufrimos en España ese tipo de políticas por eso estamos sensibilizados con ese tema. Hemos visto cómo la ciudadanía ha tenido que auto-organizarse a sí misma para rescatarse de esas políticas. Aquí, el fruto de esa forma en el que esa ciudadanía se ha rescatado somos nosotros en el Parlamento. Por eso tenemos un vínculo de solidaridad con ella porque representa el auge de un nuevo protagonismo social que se empodera para enfrenarse a poderes que causaron desmadres en las sociedades. Está encarcelada por el ejercicio de una política de movimiento, y nosotros estamos en el parlamento por un ejercicio político que denuncia las mismas políticas que Milagro Sala denunció en Argentina.

 

¿Qué representa Rajoy en España?

Uno de los síntomas más vistosos que ha adoptado la crisis en España ha sido el fenómeno de la corrupción.

La relación promiscua entre intereses privados e intereses públicos. Aquí se ha dado un fenómeno de las “las puertas giratorias”. La salida y entrada permanente entre altos cargos públicos, ministros, y los consejos directivos de las grandes empresas privadas.

Aznar y Felipe González son las dos caras más conocidas de ese fenómeno. Hay que hacer una reflexión porque no siempre se comenten irregularidades en ese tránsito de promiscuidad entre intereses privados y los públicos. Hay grandes ámbitos en Latinoamérica y en Europa que han sido gestionados con ese criterio de promiscuidad entre los intereses de las grandes empresas, los intereses de Estado. Eso tenemos que confrontarlo, tiene que llegar a su fin.

ImagenFace: