El clima en La Plata:
15/05/2017
Ubicacion: 
Referencia: 
Copete: 
EDLP
Título: 
El dueño absoluto
Bajada: 

Estudiantes derrotó nuevamente a Gimnasia en el estadio centenario de Quilmes a estadio lleno con el gol de cabeza de Israel Damonte convertido a los 25 minutos del primer tiempo. De esta manera, el equipo de Vivas estiró la diferencia a 12 partidos en el historial.

Estudiantes volvió a ganarle a Gimnasia, algo que, afortunadamente para sus hinchas, ya se hizo costumbre. Hace algunos años ya que la balanza está muy a su favor, llegando mejor, parejos o incluso en alguna oportunidad peor al partido, el resultado termina siendo positivo para los de rojo y blanco.

Ayer en la cancha de Quilmes se vio un Estudiantes más ambicioso desde el primer minuto de juego con respecto a su rival, con falencias lógicamente, porque claro está que no es una maravilla. En la elaboración de juego y en la finalización de las jugadas tiene inconvenientes. Aun así, se nota un trabajo y funcionamiento e ideas claras.

Empezó dominando el partido con la tenencia de la pelota ante un Gimnasia bien parado y ordenado intentando lastimar con un Aleman (de lo mejor del lobo) suelto por el frente de ataque detrás de Mazzola para agarrar alguna segunda pelota o comandar algún contragolpe.

A través de la salida desde el fondo en los pies de Desábato o Schunke, asociándose con Braña que fue el volante más retrasado del pincha, pretendía construir jugadas que le permitieran llevarle peligro al arco de Arias.

A Estudiantes le costó pisar el área en la primera mitad, pero en base a esa intención de juego fue consiguiendo foules a través de sus laterales y volantes que pasaron constantemente al ataque y que le posibilitó, a los 25 minutos del primer tiempo, llegar al gol de pelota parada. Centro magistral de Dubarbier de zurda desde la derecha y salto perfecto de Damonte sólo para clavarla en la red.

Ya con el 1 a 0 puesto, Gimnasia salió un poco más a buscar el empate. Pero la realidad es que más allá de alguna intención de Aleman y Mazzola que batalló de espaldas con los centrales, el lobo poco pudo generar en esa etapa.

El equipo de Vivas se dedicó a ganar la pelota en el medio, con un Braña notable de gran nivel y un Damonte a la par. Si a esto se le suma el buen partido de Solari, el de Sánchez, la solidez de Dubarbier marcando a Ibañez y la gran tarde de Aguirregaray siendo salida constante, el resultado termina siendo justo. Porque con estos nombres impuso funcionamiento y oficio en ciertas jugadas.

En la segunda parte el lobo arrancó mejor. Tuvo algunos minutos en los cuales por empuje y ciertas dudas defensivas del pincha pudo haberlo empatado. Quizá la pelota que se le escapa a Andújar tras un tiro libre que ni Guanini ni Mazzola llegan a empujar de buena manera fue lo más peligroso por estar prácticamente debajo del arco.

En ese momento Ramírez tuvo una levantada para el equipo de Alfaro, consiguiendo algún foul cerca del área y teniendo una buena jugada individual sacando un disparo notable que Andújar despejó al córner.

Ese vendaval del tripero duró unos minutos y el pincha pudo volver a acomodarse. Alfaro tomó nota de esto y mandó juntos a la cancha a los 15 minutos del ST a Lucas Lobos y a Faravelli para darle más juego al equipo. Pero poco pudieron hacer, ya que el mediocampo fue neutralizado por Braña y Damonte.

Cuando ingresó Cavallaro en lugar de Cascini, el pincha fue otra cosa. Hubo asociación en el ataque que hasta ese momento del segundo tiempo no había tenido. Pudo haberlo liquidado en la que Oreja (quien debió ser expulsado por doble amarilla) le saca en la línea a Cavallaro que llegaba para empujarla tras un pase de Sánchez. O en algún contragolpe que no supo manejar y Gimnasia estaba mal parado.

En el final del partido el león terminó sufriendo, porque el lobo con orgullo propio fue a buscar el empate. Faravelli sobre el final tuvo una muy clarita que agigantó la figura de Andújar porque despejó el remate al tiro de esquina.

En líneas generales fue un partido parejo, pero el oficio, los rendimientos individuales y colectivos de Estudiantes, hicieron que la balanza se incline a su favor.

ImagenFace: